Pasar al contenido principal

Museo Picasso de Barcelona

El Museo Picasso de Barcelona, tiene la colección más completa del mundo en obras de juventud de Picasso. Se centra en la etapa de formación del artista, los períodos azul y rosa y en varios momentos específicos de su vida posterior. Hay más de 3.500 obras en la colección, que proporcionan una fascinante oportunidad de observar el desarrollo de Picasso desde sus primeras pinturas como niño a las principales obras de los últimos años. 

El único museo creado en vida del artista, nace en 1963 por voluntad expresa del artista y la colaboración de su amigo y secretario Jaume Sabartés. Se inaugura con el nombre "Colección Sabartés" por la oposición del régimen de Franco al artista. No hay que olvidar que Picasso militó en el Partido Comunista y es el autor del "Guernica", cuadro que inmortaliza el horror del fascismo y las víctimas inocentes de la guerra civil.

 

Inicialmente lo componen la colección personal de Sabartés, atesorada a lo largo de los años de servicio a Picasso, y varias obras del artista de los museos de arte de Barcelona. Después de la muerte de su amigo Sabartés, Picasso dona en 1970 la serie de Las Meninas y todas las obras de la colección que tenía su familia en Barcelona (madre, hermanos, sobrinos).

 

Aunque Picasso nació en Málaga, se trasladó a la capital catalana en 1895 después de que su padre obtuviera una cátedra en la Escuela de Bellas Artes la Llotja. Vivió en Barcelona desde los 14 a los 23 años. Aquí conoció a algunos de sus mejores amigos, Jaume Sabartés, Ramón Raventós, Manuel Pallarés, y conectó con artistas de vanguardia como Santiago Rusiñol, Ramón Casas, Isidre Nonell y Joaquín Mir. El tiempo que Picasso vivió en Barcelona, abarca la totalidad de la época azul (1901-1904) y proporciona muchas de las influencias que le convirtieron en el artista más famoso del siglo XX. En 1904 se trasladó definitivamente a Paris, pero dejó España para siempre durante la Guerra Civil y se negó a volver mientras el general Franco estuviera en el poder. 

 

Aparte del Museo Picasso, hay rastros del artista en varios sitios del casco antiguo. No muy lejos del museo, todavía se pueden ver a muchos de los edificios en los que Picasso vivió y trabajó, en particular la Escuela de Bellas Artes de la Llotja, en la calle Consolat del Mar, donde su padre enseñaba dibujo y el propio Picasso recibió formación académica. El primer sitio donde se alojó la familia Picasso al llegar a Barcelona, en el Paseo d'Isabel II 4 y posteriormente en la calle Reina Cristina 3. Y el primer estudio de Picasso, en 1986, en la calle de la Plata nº 4, donde pinta "Ciencia y Caridad". 

 

Unos años más tarde, muchas obras de la época azul se terminan en el estudio que le cedió el escultor Pau Gargallo, en la calle Comerç 28, donde también tenía un estudio Isidre Nonell. Su primera exposición se hizo en 1901, en el restaurante Els Quatre Gats de la calle Montsió nº 3, que todavía existe. 

 

El museo ocupa cinco palacios medievales. La colección permanente ocupa el Palau Aguilar, el Palau del Baró de Castellet y el Palau Meca, tres palacios edificados entre los siglos XIII y XIV que ha sido renovados expresamente para albergar el museo. La Casa Mauri, del siglo XVIII y el Palau Finestres del siglo XIV albergan las exposiciones temporales.

 

La visita comienza con bocetos y dibujos de los primeros años de Picasso en Málaga y La Coruña, hechos entre 1893 y 1895. Algunos autorretratos, y retratos de su padre y su madre, que datan de 1896, muestran el precoz talento de Picasso. Destaca el "Retrato de la tía Pepa", el más importante de su etapa inicial. La enorme "Ciencia y Caridad" es una de las obras maestras de su juventud. Las vistas nocturnas azuladas de "Terrazas de Barcelona" y "El Loco" representan la época azul. El azul fue el color dominante en sus pinturas desde 1901 a 1904.

 

Otra obra fundamental de la colección es "Las Meninas", una suite de 58 interpretaciones donadas por el propio Picasso en 1968. Realizadas en Cannes en 1957, constituyen un análisis exhaustivo de la obra maestra de Velázquez. Otra obra importante es el "Arlequín", de la época rosa, un cuadro claramente influenciado por su relación con el mundo del ballet y la bailarina Olga Khokholva. Este cuadro fue la primera obra del artista donó a un museo barcelonés. 

 

Picasso pasó el verano de 1946 en Vallauris, donde conoció un matrimonio propietario de una fábrica de cerámica, lo que contribuyó a que empezara a trabajar este material. El museo expone 41 piezas de este periodo, donadas por Jacqueline Picasso en 1982.

 

El recorrido finaliza con un espacio dedicado a su amigo Jaume Sabartés, con un retrato suyo realizado por Picasso en Royan en 1939. Y una gran colección de grabados y litografías del artista, donadas por Sabartés y el propio Picasso después de la muerte de su amigo.

 

Como la exposición permanente expone todas las obras en orden cronológico, permite observar la evolución del arte de Picasso y ver como descubre una tendencia, experimenta, se aburre de ella y luego emprende nuevos caminos. También muestra que Picasso era un maestro del retrato y otras representaciones tradicionales, antes de emprender su etapa más imaginativa.

 

Hay una agradable cafetería con terraza en uno de los patios del palacio que ofrece refrescos y una tienda repleta de regalos relacionados con Picasso. El primer domingo de cada mes, la entrada al museo es gratuita.

Detalles
Museo Picasso
Carrer Montcada, 15-23
08003 Barcelona (La Ribera)
93 256 30 00
Transporte público:
Jaume I (L4) / Arc de Triomf (L1)
Horario: Martes a domingo de 10:00 a 20:00 h. Lunes no festivos, cerrado. También cierra el 1 de enero, 1 de mayo y 25 y 26 de diciembre

Añadir nuevo comentario